Cuáles son las causas, síntomas y tipos de artritis

¿Qué son las articulaciones? Las articulaciones son esos puntos de unión o de contacto entre dos huesos que ayudan a que se mueva o “articulen” varias partes de nuestros cuerpos permitiendo que nos podamos mover sin problemas, como por ejemplo cuando caminamos, corremos, nos sentamos o ponemos de pie sin dificultad, o cuando tomamos cosas…

07/09/2019

¿Qué son las articulaciones?

Las articulaciones son esos puntos de unión o de contacto entre dos huesos que ayudan a que se mueva o “articulen” varias partes de nuestros cuerpos permitiendo que nos podamos mover sin problemas, como por ejemplo cuando caminamos, corremos, nos sentamos o ponemos de pie sin dificultad, o cuando tomamos cosas con las manos, entre los dedos, etc.

Estas articulaciones, para que puedan ayudar al movimiento del cuerpo están cubiertas de tejidos elásticos y de cartílagos flexibles. Cuando por muchas razones se infectan o inflaman estas articulaciones (los tejidos elásticos y cartílagos) causando mucho dolor y evitando el movimiento de la persona es que nos ha aparecido una enfermedad llamada artritis.

La incómoda artritis

Entonces la artritis no es otra cosa que la inflamación de las articulaciones que poco a poco, puede ser en breve tiempo o progresivamente en muchos años, causan dolor debido a la rigidez de la zona afectada porque los tejidos y el cartílago que cubre esa articulación se dañaron. Y puede afectar a personas de cualquier edad, pero sobre todo a las personas mayores.

En los Estados Unidos, una de cada seis personas padece de artritis. Esta enfermedad no tiene cura, pero puede ser muy bien tratada para que cause menos dolor y se lleve una vida aceptable. Las inflamaciones que causan la artritis pueden durar toda la vida una vez que se presentan, y si no se tratan con medicamentos, terapias e incluso mejorando la alimentación pueden empeorar con la edad.

Existen muchos tipos de artritis que afectan a las articulaciones, también a los huesos produciendo lo que se llama osteoartritis, e incluso dañan los músculos cerca de las articulaciones, pero las más comunes son dos: la artrosis y la artritis reumatoide.

Artrosis

La artrosis, que es el problema más común entre las personas, ocasiona que el cartílago, el tejido duro y resbaladizo que recubre los extremos de los huesos donde se forma una articulación que permite el movimiento, se desgaste y rompa muy rápido.

Entonces los huesos empiezan a rosar entre sí lo que causa poco a poco, con los años a veces, mucho dolor y por ello disminuyan los movimientos de la persona.

Artritis reumatoide

En cambio, en la artritis reumatoide, las propias defensas del cuerpo (sistema inmunológico) atacan por equivocación al tejido que cubre las articulaciones y lo inflaman haciendo que se hinchen. Y con el tiempo se destruyen el cartílago y el hueso dentro de la articulación. Y esto también ocasiona fuertes dolores atrofiando el movimiento de la articulación afectada.

Con el tiempo, la inflamación producida por la artritis reumatoide puede provocar la erosión, desgaste, del hueso e incluso llegar a deformar las articulaciones sobre todo muy visibles en las manos, los pies y sus dedos.

Causas de su aparición

Los factores de riesgo para que una persona sufra cualquier tipo de artritis son:

1. Tener antecedentes familiares.

Si han existido casos de artritis en la familia, ya sea en padres o hermanos, es muy probable que este sea hereditario, y por eso alguien más pueda llegar a tener artritis en casa, puesto que ya existen las condiciones genéticas de herencia.

2. La edad

Con la edad el riesgo de tener algún tipo de artritis, como es el caso de las más comunes: la artrosis y la artritis reumatoide, e incluso la gota, que es un tipo de artritis que se presenta cuando el ácido úrico se acumula en la sangre causando inflamación en las articulaciones.

Existen dos tipos: la gota aguda que es una afección dolorosa que daña solo una articulación, y la gota crónica cuando existen episodios constantes y repetitivos de dolor e inflamación en varias articulaciones.

3. Por el sexo

El tema de la artritis, sobre todo la de tipo reumatoide, afecta más a mujeres que a hombres, debido a un tema hormonal relacionado con el sistema autoinmune, que es el sistema que tiene el cuerpo para defenderse de las enfermedades.

Como el de las mujeres es más fuerte que el de los varones, pues ocurre que se equivoca y ataca con más fuerza a las propias articulaciones causando la artritis reumatoide. En cambio los varones, en su mayoría, padecen más de gota, que como vimos, es otro tipo de artritis.

4. Por lesiones o golpes

Ocurre cuando las personas tuvieron fuertes golpes en alguna de sus articulaciones, ya sea por accidentes caseros o por la práctica de deportes exigentes.

Estos accidentes dañan internamente los tejidos y cartílagos, lo que, con el tiempo, puede llegar a ser un buen pretexto para que ataque la artritis.

5. Por sobrepeso u obesidad

Definitivamente el exceso de peso que soporta el cuerpo, sobre todo en las articulaciones de las rodillas, caderas y espina dorsal puede provocar muy rápido la aparición de algún tipo de artritis.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas o signos de alerta no son muchos, son pocos, pero muy bien definidos que son la alarma para prestarle atención ante la aparición de un tipo de artritis:

  1. Sentir dolor en alguna de las articulaciones del cuerpo, sobre todo cuando se mueve esa zona articulada: al caminar, sentarse, pararse.
  2. También notar que existe rigidez, es decir, que no se puede mover la zona como antes, por ejemplo en las manos, los dedos, las rodillas.
  3. Hinchazón en la zona afectada ocasionada por la inflamación interior. Pero sobre todo, lo que causa este síntoma es mucha dificultad cuando se mueve la zona afectada ocasionando dolor entre moderado y severo dependiendo del avance de la inflación interna.
  4. Enrojecimiento por la inflamación misma que proviene desde el interior de la zona afectada.
  5. La zona afectada empieza a ser difícil de moverla. Por ejemplo en las manos no se pueden cerrar los dedos o empuñar bien los objetos. Estas partes pierden elasticidad y fuerza. Y al pretender moverlas viene un dolor de moderado a agudo.
  6. Algunos tipos de artritis ocasionan fatiga del cuerpo y malestar general.

Estos síntomas hacen que la persona sufra una gran depresión y angustia ante su nueva situación.

Por eso es bueno saber que se tiene que recurrir de inmediato en busca de ayuda médica, cuanto más temprano mejor, para empezar a ser observado, y tratado con medicamentos o algún tipo de terapia de rehabilitación para amenguar sobre todo el dolor buscando darle a la persona una mejor calidad de vida, e incluso tener paciencia para enfrentar la enfermedad.