¿Qué hacer luego de detectar la artritis?

Cualquier tipo de tratamiento contra la artritis tiene que venir con las indicaciones hechas por un profesional en medicina, y mucho mejor si es especialista en el tema. Estos tratamientos varían según el tipo de artritis, por eso tiene que ser visto por un profesional.

07/09/2019

Cualquier tipo de tratamiento contra la artritis tiene que venir con las indicaciones hechas por un profesional en medicina, y mucho mejor si es especialista en el tema. Estos tratamientos varían según el tipo de artritis, por eso tiene que ser visto por un profesional. Lo importante es reducir los síntomas incómodos y dolorosos buscando mejorar la calidad de vida de la persona.

En primer lugar, luego de los exámenes están las medicinas apropiadas, luego como complemento están las terapias de rehabilitación también dirigidas por profesionales en el tema; y también como otro complemento está el mejorar la alimentación, pues los alimentos que come una persona afectada por la artritis pueden mejorar el problema o agravarlo.

Por ejemplo los ácidos grasos como omega 3 pueden llegar a reducir la inflamación, y este tipo de ácido se encuentra en alimentos como:

  • Alimentos marinos como el pescado y otros mariscos (especialmente pescados grasos de agua fría, como salmón, caballa, atún, arenques, y sardinas)
  • Nueces y semillas (como semillas de linaza, de chia y nueces negras)
  • Aceites de plantas (como aceite de la linaza, aceite de soja (soya) y aceite de canola)

Otros alimentos son los que tienen bastante contenido de vitaminas C y D, buenas especialmente para evitar el avance de la osteoartritis que daña los huesos y los debilita: Y estas vitaminas se encuentran en todas las frutas y vegetales de color verde, sobre todo.

Las frutas con fibra natural también son indicadas para ayudar a desinflamar las articulaciones. Como también los alimentos que contienen antioxidantes como lo son: Brócoli, que es fundamental para la salud, el té verde, tomate, alcachofas, la canela, el chocolate negro. El ajo, por ejemplo, es un alimento que puede aumentar los niveles de antioxidantes en el cuerpo y tiene propiedades antiinflamatorias.

Igualmente, una adecuada exposición al sol, ayuda a las articulaciones afectadas, por eso es bueno exponerse a él durante el día, pero solo una media hora por vez.

Por otro lado, se tiene que tener cuidado con las alergias a ciertos alimentos pues pueden provocar un efecto contrario inflamando las articulaciones ya afectadas por la artritis.

¿Pueden causar inflamación los alimentos?

Así como existen buenos alimentos para amenguar una inflamación por artritis, también existen alimentos que por sus compuestos empeoran estas inflamaciones.

Así tenemos sobre todo a la llamada “comida chatarra”, como es el caso de las hamburguesas, pollo frito y otras carnes a la parrilla o fritas a altas temperaturas pues contaminan la sangre con sustancias que al llegar a la zona afectada por artritis la inflaman aún más.

Por otro lado, si los alimentos con Omega 3 son fabulosos contra la inflamación, los alimentos que contienen Omega 6 son perjudiciales, y estos son todos los que contienen esa grasa producida por las carnes rojas, la yema de huevo, y siempre las comidas fritas o “chatarra”.

Estos alimentos, además de aumentar el peso de las personas que las comen ocasionando obesidad, otro factor de riesgo para la artritis, son muy inflamantes para la zona ya afectada. Si acaso usted come estos alimentos, puede contrarrestarlos de inmediato comiendo alimentos que contienen Omega 3 que señalamos más arriba en el artículo, así como frutas y verduras.

Existen suplementos como las vitaminas C, D, B6, B12 y E, calcio, magnesio, selenio y zinc que ayudan mucho en ciertos tipos de artritis, así como el ácido fólico. Pero usted debe de consultar a su médico cuando consumir de estas vitaminas dependiendo del tipo de artritis que tiene.

Una recomendación sustancial es la de evitar totalmente el alcohol, que resulta ser como un combustible en el cuerpo para aumentar las inflamaciones de las articulaciones ya afectadas.

Finalmente de lo que se trata, una vez aparecido el problema cuando son detectados los primeros síntomas mencionados arriba en el artículo, es acudir de inmediato donde el médico o especialista. Si bien la artritis no tiene cura, puede evitarse su avance e inflamación con medicinas, terapias de rehabilitación y ejercicios adecuados.

La mejor ayuda para uno mismo es conocer acerca de la enfermedad, esto evita el avance del mal y sobre todo permite un control emocional para enfrentar el problema, evitando la depresión que trae una baja en las defensas naturales del cuerpo que a su vez aumentan el riesgo de agravar una enfermedad.

De esa manera la persona afectada conseguirá mejorar su estado de ánimo y sobre todo conseguir una mejor calidad de vida que le permitirá sobrellevar esta circunstancia llamada artritis con apoyo médico y profesional de terapeutas en rehabilitación física. Haga clic aquí para conocer más sobre nuestro calendario de actividades y clases de ejercicios gratuitas en nuestras ubicaciones de Neighborhood Care.