¿Alergia, resfrío, gripe, neumonía o bronquitis?

Las alergias, resfrío y la gripe no tienen nada que ver con la bronquitis y la neumonía.

03/01/2020

Algunas alergias, el resfrío y la gripe, tienen en común atacar un solo objetivo, y son las vías respiratorias altas  o superiores (oído, nariz y garganta). Pero las vías respiratoria bajas o inferiores (pulmones) solo pueden ser afectadas por la bronquitis y la neumonía. 

¿Qué es una alergia?

Todos tenemos en nuestros cuerpos defensas naturales contra cualquier ataque externo que está en el ambiente. Por ejemplo contra virus, gérmenes o bacterias que le causan enfermedades a cualquier persona, hombre o mujer.

 

Pero existen otras amenazas que no son virus, bacterias o gérmenes. Estas amenazas hacen que nuestras defensas internas se preparen a luchar contra algo que viene de afuera. Pero como no son enfermedades se trata de una falsa alarma, y solo son elementos que están en el ambiente o en los alimentos que molestan a algunas personas, no a todas.

 

Entonces nuestro cuerpo, sus defensas, ante estos elementos externos activan una falsa alarma y se produce una reacción y de inmediato empezamos a estornudar, o nos pica la nariz, nos arden y lagrimean los ojos, o nos llenamos de granitos o hinchazones en el cuerpo que pueden, incluso, en algunos casos poner en riesgo nuestras vidas.  A esto se llama “reacción alérgica”.

 

Las alergias no las causa algún virus, germen o bacteria; pero sí el polvo, el pelo de los animales, plantas, picaduras de insectos, algunos alimentos y también algunas medicinas que no les causa problemas a otras personas, solo a nosotros.

 

En conclusión, una alergia no es una enfermedad, solo es una reacción del cuerpo, de nuestras defensas, ante elementos externos a nosotros. Y las alergias de ninguna manera son contagiosas.

 

¿Qué es un resfrío?

Un resfrío es la reacción de nuestras defensas, de la nariz y la garganta, ante un virus que se ha metido a nuestro cuerpo, entonces nuestras defensas también empiezan a defenderse con manifestaciones muy parecidas a las que produce una alergia. Empezamos a estornudar, a toser, nos sale moco de la nariz o nos arden y lagrimean los ojos.

 

El resfriado sí es contagioso, y es de una persona que estuvo muy cerca de nosotros estornudando o tosiendo; o si tocamos a una persona con resfriado, o compartimos algunos objetos y luego nos tocamos los ojos, la nariz o la boca. Esas son las puertas por donde entra el virus del resfrío a nuestro cuerpo.

 

Entonces, ¿cómo sabemos que estamos resfriados y que no solo tenemos una alergia? Pues porque el resfrío nos produce algo más de lo que nos produce una alergia, como por ejemplo nos puede dar pequeñas fiebres, algo de tos, dolor de garganta, mucha mucosidad o se nos cierra la nariz y, sobre todo, malestar en todo el cuerpo.

 

¿Qué es una gripe?

La gripe es ya una infección en las vías respiratorias llamadas “altas o superiores”; es decir: nariz, garganta y oído, y es muy contagiosa. Entra al cuerpo de la misma forma en que ingresan los virus que causan los resfríos, es decir, por la boca o la nariz.

 

La gripe tiene los mismos síntomas que un resfrío, pero más fuertes; es decir: duele fuerte el cuerpo y sus músculos, el malestar obliga a estar en cama, da mucha tos, se sienten escalofríos, las fiebres son muy altas, duele la garganta con solo pasar la saliva, y a diferencia de los resfríos los dolores de cabeza son fuertes y muchas veces en el día.

 

En algunos de nuestros países también le llaman “gripa”. Y si se complican los síntomas, la gripe se vuelve en una enfermedad muy peligrosa que pone en peligro la vida principalmente de los niños y los ancianos. La gripe se contagia entre las personas, pero existen tipos de gripe, como la llamada gripe aviar (la tienen algunas aves), o la porcina (la tienen los cerdos) que son muy peligrosas y se puede contagiar de un animal a una persona.

 

Solo un médico puede dar medicamentos para la gripe cuando se complican los síntomas. La única forma de evitar el contagio es con una vacuna anual, y mucho aseo en las manos si ya se tiene, para no contagiar a otras personas, lavándose las manos a cada momento con agua y jabón; y cubriéndose la boca con un pañuelo antes de toser o estornudar.

 

¿Y la bronquitis?

Es otra infección que afecta también al pulmón, y se produce porque se inflaman los conductos dentro de los pulmones que no permiten respirar. Al inflamarse se cierran llenándose de mucosidad que evita que una persona pueda respirar con facilidad. 

 

Los virus del resfrío y la gripe son los que pueden causar una bronquitis fuerte si la persona se descuidó, y no quiere decir que una persona llegue a tener neumonía si tiene bronquitis. 

 

Los médicos son quienes tienen que dar los medicamentos para la bronquitis para desinflamar los pulmones y limpiarlos. Con ese tratamiento una persona se puede sanar muy bien en algunos días. 

 

¿Qué es la neumonía?

Es una infección fuerte y peligrosa en las llamadas vías respiratorias bajas o inferiores, es decir en los pulmones, mientras que el resfrío y la gripe se localiza en las vías altas (garanta, oído, nariz). La neumonía pueden causarla muchos gérmenes, bacterias o virus que infectan el interior de los pulmones llenándolo de pus como en  las heridas, y eso no permite respirar.

 

Como el problema es en los pulmones afecta la respiración, entonces uno de los síntomas claros es que no se puede respirar, hay que hacer mucho esfuerzo y duele el pecho al hacerlo. También se tiene fiebre, se tose mucho y se bota flema de color verde por la infección y se tiene mucho moco, y eso es porque las defensas del cuerpo están peleando contra el virus que ocasionó la neumonía. Pero el virus puede ser muy fuerte y complicar seriamente la salud de una persona, si esto sucede incluso esta persona puede al toser escupir saliva con sangre, lo cual está diciendo que los pulmones se encuentran en muy mal estado con heridas internas que puede ocasionar la muerte. En algunos de nuestros países también le llaman “pulmonía”.

 

Existen vacunas para evitar la neumonía. Pero también una forma de prevenirla es lavándose las manos siempre que se esté cerca a alguien que tose fuerte y bota flema, no  importando si es por resfrío o gripe.

 

La neumonía puede ser también contagiosa cuando la persona enferma tose y bota saliva al ambiente, al igual que en la gripe.

 

Tenga en cuenta

Muchas veces la neumonía empieza si una persona tuvo un resfriado que no se curó o una gripe que se llegó a complicar por la infección y descuido de la persona. Entonces el virus, bacterias o gérmenes pasan de la parte superior de la persona (garganta, oído, nariz) a la inferior (pulmones).

Para mayor información puede acercarse a las ubicaciones de EmblemHealth Neighborhood Care, donde podrá disfrutar de actividades gratuitas de mucha ayuda para su bienestar. Si tiene preguntas sobre cobertura médica asequible llámenos al 866-287-0247 (TTY: 711).